Posteado por: anarquitecto | junio 16, 2008

abduccion 3

Un clásico de clásicos, siempre ocurren las abducciones en lugares inhóspitos y secuestran a borrachos o camioneros, gente solitaria. Porque, si viajan muchos millones de kilómetros, no secuestran a George W. Bush, al Papa, etc. sería mucho más entretenido eso, con más sentido de misión interplanetaria que secuestrar a un pobre tipo que duerme plácidamente en su cama o va manejando su auto por una carretera en la noche.

Lo más gil de todo, es bajarse del auto a ver “qué demonios es esa luz en el retrovisor”.

La moraleja es, si ves algo raro desde tu auto, ACELERA y si se te detiene el motor, corre lo más lejos posible y escondete entre los matorrales

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: